miércoles, 9 de abril de 2014

Cuatro años conviviendo con las cataratas congénitas

Más de cuatro años conviviendo con este visitante inesperado y nada deseado, todo sea dicho, que vino instalado en los ojitos de mi peque. Lo que antes era toda una novedad ahora se ha convertido en una rutina con la que peleamos diariamente, ponemos y quitamos lentillas, colocamos parche, vigilamos  los ojos, si centra bien o no, hacemos ejercicios de rehabilitación, en fin...vivimos instalados en otra realidad paralela, ajena a la de muchos otros padres cuyos hijos nacieron sin problemas físicos pero que tienen otros los del día a día que también pasamos con los mayores  y distinta también de la de otros padres con hijos con otros tipos de problemas Es nuestra realidad, la que nos ha tocado vivir y pelear y a la que más o menos nos hemos acostumbrado. Solemos pasar por diferentes estados de ánimo, normalmente estamos bien porque ella es una niña absolutamente feliz y sonriente, otras veces, nos frustramos cuando vemos lo mal que lo pasa en las revisiones, cuando no quiere parche o dice que no necesita lentillas porque ya está curada, pero nunca dejamos de luchar y de poner una sonrisa porque siempre hay que seguir, siempre hacia delante ...

jueves, 3 de abril de 2014

Una larga ausencia

A veces en la vida hay que pararse a reflexionar y eso es lo que hice. Tenía que dejar un tiempo el blog para volver con más ganas y recuperar el espíritu que me impulsó a escribir por primera vez. Cuando me empezó a suponer un esfuerzo demasiado grande pensé que había llegado el momento, estaban pasando demasiado cosas en mi vida y todas muy deprisa. En este proceso de transformación que me ha llevado un tiempo he dejado muchas cosas atrás que me suponían un lastre,  y me siento mejor, veo el futuro con esperanza y con optimismo, así que adelante.

jueves, 9 de enero de 2014

Volviendo ...

Ya llevaba tiempo desconectada del mundo bloguero, y lo echaba mucho de menos, así que poco a poco y con nuevos proyectos en el bolsillo me propongo volver

martes, 13 de marzo de 2012

Adios Rayito adios (duelo animal)

Han sido casi tres años desde que fuimos a comprar a "Rayo", la segunda mascota de mi hijo mayor. La verdad es que fue una elección fácil, a mi me gustan estos hámster especialmente porque cuando era jovencita (más que ahora je je) mi entonces novio ahora marido me regaló una que además venia con "regalito".  A los pocos días de tenerla en casa aparecieron cuatro hijitos y la verdad es que tres se criaron estupendamente pero había un cuarto más chiquitito que nos tenía preocupados porque la mami lo tenía apartado en otro un rincón separado del resto. El caso es que no sabíamos qué pensar al respecto, ¿lo habría abandonado?. Mi padre se dedicó a observarlos por  la noche para ver qué pasaba y en poco tiempo se dio cuenta de que a ese pequeño tan especial su mami también le daba una atención mayor y es que después de darles de mamar a las tres fierecillas, se acercaba al cuarto y le daba a él en exclusiva. En poco tiempo el pequeñajo  se emparejó con sus hermanos y esta valiente madre sacó adelante a todos sus retoños, una verdadera lección de vida que no sé si es muy normal pero que yo viví.¿No os parece precioso?     





El  primer hámster de mi príncipe fue Ben que duró poquito y cuando murió (mi príncipe tenía 5 años lo pasó mal pero no tanto como ahora) enseguida compramos otro, bueno dos machos "Rayo y Perla". Si ya sé que Perla es un nombre raro para un hámster macho pero que queréis era la mascota de mi princesa y ella quería una chica y como no queríamos descendencia ..., en fin no creo que tuviera problemas de identidad ¿no?



Eso fue hace unos tres años y durante todo este tiempo han estado con nosotros siempre.
Perla es traviesa, pequeña y toda blanca, muy bonita pero muy arisca. 
Rayo era una mascota estupenda, se dejaba coger, acariciar, dar comida, era alegre y vivo y tenía un carilla preciosa.
Por eso cuando el sábado por la tarde nos dejó todos sentimos una gran tristeza pero sobretodo par mi príncipe y mi princesa que lloraron muchísimo. Allí estábamos todos abrazados llorando pasando el "duelo". Lo metimos en una cajita muy bonita y les dijimos que papi lo enterraría en un sitio bonito en el campo debajo de un árbol. Mi príncipe decía que eso no le consolaba porque le echaría siempre de menos, a lo que yo le dije que con el tiempo los recuerdos no le traerían sólo tristeza, es lo que tiene el tiempo que hace que las heridas se calmen 

Y mientras la peque que a sus dos años no sabía lo que pasaba se acercaba a sus hermanos que lloraban y decía ": No pasa nada, el ratón no da miedo, está allí momidito en la caja"


Mi princesa mediana (la voz de la experiencia) le dijo:
- No lo entiendes Alicia, cuando tengas tres años lo entenderás (a esa edad ya será grande claro), morirse es que se duerme y ya no le volvemos a ver más ...


Me dio muchísima pena , pero me gustó la forma en que unos se consolaban unos a los otros, la empatía, y el cariño y el respeto que inspira un animal. Me gusta que tengan mascotas, que las cuiden, jueguen con ellas y se responsabilicen de ellas aunque tengan que pasar por una experiencia dolorosa.


Mi príncipe superado el primer dolor dice que quiere una nueva mascota pero que viva un poco más. 

martes, 21 de febrero de 2012

LAS COSAS DE SIEMPRE MAMA: ¡ Me he vuelto ordenada!!!!

Nunca en mi vida he sido ordenada, entre mis virtudes no estaba esa ¿Qué le voy a hacer? La verdad, es que  era hasta un poco desastre, lo reconozco. Por aquellos años, mi madre tenía un objetivo claro que era conseguir que lo fuera. De poco sirvieron las regañinas, los trucos psicológicos, las buenas y las malas caras, nada servía. Al final se rindió a la evidencia, su hija nunca sería ordenada, así que como madre inteligente que era decidió que llegáramos a un acuerdo. - Me da igual cómo estén las cosas mientras que no estén a la vista. es decir me permitía armarios y cajones desastrosos pero la habitación tenía que tener un aspecto general recogido. Acepté claro, no en vano aún me quedaban unos cuantos años de convivencia en mi casa.
Y todos esto ¿A qué viene os preguntaréis? Pues a que ahora me paso horas y horas recogiendo, pretendiendo que exista cierto orden en mi casa, cosa que no logro casi nunca porque en cuanto me doy la vuelta, un cuento, una muñeca o los cacharros de la cocina invaden el salón o el pasillo.
En fin, que ayer, el desastre fue tal (cuatro cajones enteros por el suelo de la habitación con mi reina encima con una sonrisa de oreja a oreja) , las pinturas de mi princesa desparramadas por todo el salón y millones de muñecos de nombre imposibles de recordar de mi príncipe en lugares impensables ... que caí y llamé a mi madre:

- Mamá,
- Dime cariño
- Esto es un desastre, no consigo terminar de ordenar cuando ya tengo todo revuelto
- Normal ¿no pretenderás que esté todo recogido con tres niños pequeños?

Horror !!!! ¿Cuándo me he vuelto ordenada????

Cada vez me parezco más a mi madre 

miércoles, 15 de febrero de 2012

EL VERDADERO AMOR

Hoy os voy a enseñar mis tarjetas de San Valentín, por triplicado ... Yo sé que soy una persona muy afortunada porque tengo el amor incondicional de tres personitas y de una cuarta también, claro, pero ese no escribe cartas (aunque hubo un tiempo en que si, esos años mozos de noviazgo, en fin ...)

La verdad es que fue una bonita iniciativa de la creativa de la casa, mi artista, que enseguida secundaron el hermano mayor y la peque, que tiene a quien imitar.

La tarjeta de mi niño mayor , que esperó a que llegara su papi de trabajar


Se nota que nos quiere y que va a un cole bilingüe, así que tarjeta en inglés, menos mal que mi escaso nivel llega hasta aquí y pude entender lo que ponía.

Le pregunté si a él le habían escrito alguna, pero me dijo que no, entonces aproveché para indagar 
 - Claro como no les haces caso (porque suele pasar de esas cosas), ya no le gustas a las chicas. 
- Si, me dijo muy serio, si que les gusto porque las oigo cuchichear sobre mí. 
Menudo conquistador 

Mi princesa mediana, la artista, fue la que más trabajó, ella me hizo una tarjeta solo para mi, su amor. Es una chulada y lo mejor que esos personajes los crea ella, me tiene alucinada con su creatividad e imaginación con lo pequeña que es.








Y la pequeña, que con dos añitos, iniciativa no le falta y al ver a sus hermanos trabajar me pidió un folio y pegatinas y luego con un abrazo me lo dio. He aquí el resultado

Bueno para quien no sepa entender el arte abstracto, os digo que sale Pocoyo, Pato y Elly

No me digáis que no son un amor

Un abrazo a todos/as

miércoles, 25 de enero de 2012

A UNA MAMÁ CORAJE

Es una de esas "amigas de siempre" , de las que un día se cruzan en tu camino y se quedan enganchadas al corazón. De aquellas que no hace alta ver todos los días para que parezca que la viste ayer, de las que siempre tienen una sonrisa.
Hacía años que no nos veíamos y un día coincidimos en el patio del cole, su niña había empezado a estudiar alli.
Los meses fueron trascurriendo entre hola, adioses y conversaciones intrascendentes, hasta aquel día en que se me acercó con una sonrisa en la boca y me dijo "No te asustes, pero tengo cancer".
En aquel momento pensé, no puede ser, con una niña tan pequeña ... No es que creyera, que no lo iba a superar (que hay que ser sinceros, es un posibilidad), sólo pensaba en qué duro iba a ser todo aquello para la familia y sobretodo para esa peque.
A mi la enfermedad en si, me impone respeto y me da un miedo terrible. Es esquiva y traicionera, se esconde antes de dar la cara y en muchas ocasiones  se lleva por delante a alguien a quien amas como en mi caso a mi padre en apenas dos meses.
La he  visto sonreir siempre, cuando la operaron y todo salió bien, cuando empezó con la quimio. La he visto luciendo pañuelos de diversos colores, pelucas, siempre alegre porque su peque la vigilaba en la distancia. No le preguntaba nada, una mirada sobraba para saber, para entender cómo iba todo. Cuado los ánimos flaqueaban, los nuestros claro, porque los suyos estaban siempre arriba , nos miraba y nos decía ¿A qué estoy guapa? Estás siempre perfecta y hermosa, con pelo o sin él .

Pero esta es una historia hermosa y alegre porque hoy un año después, al fin puede volver a trabajar , así me lo dijo con su pelo cortito y su preciosa sonrisa. No hizo falta más ...

Y aún, me dijo, la gente me pregunta ¿No te da pereza después de un año? ¿Pereza? ¿Hay alguna noticia mejor  que un alta ?

ENHORABUENA ERES UN EJEMPLO PARA TODOS /AS